«Espacio Introspectivo»


El arte –escribe el escritor guatemalteco Luis Cardoza y Aragón-, es y no es. O mejor dicho, expresa lo que el creador expone; pero también, lo que el espectador desde el límite de la observancia, concibe, re-crea. Y es que el arte muestra y nos adentra hacia inéditas y distintas realidades. Mundos otros que coexisten en la propia realidad, pero que, por alguna razón no habíamos reconocido. Nuevos e inéditos mundos, ciertamente.

Con la exposición de su obra última del pintor mexicano Mario Martínez Ávila que lleva por título ESPACIO INSTROSPECTIVO, nos adentramos hacia una realidad concebida dentro de una nueva visión, producto de la eclosión de un conjunto de imágenes -radiaciones, siluetas, sonidos-, inserta dentro de la dimensión de un poderoso espectro lumínico. Ámbito que se presenta y se re-presenta desde una conformación gradual y unitaria ante esa unidad mayor que constituye un espacio concreto; pero concebido también desde la implosión de lo intangible, como resultado virtual del azaroso instante.

Con esta pequeña muestra que es el resultado de la búsqueda y experimentación hacia el mundo de lo visual -como inserto dentro de un esbelto prisma- el autor nos sitia y nos induce hasta un complejo lleno de instancias oníricas saturadas de luz, como emitidas desde el epicentro de un potente cuerpo ordenador.

Ramón Bolivar